por que maulla mi gato

¿Por qué maúlla mi gato? – Significado y Tipos de maullido

Desde reclamos por alimento hasta problemas de salud, los gatos tienen un modo de comunicarse tanto con otros gatos como con las personas; seguro más de una vez te preguntaste: ¿Por qué mi gato maúlla? Aquí te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre el maullido de los gatos y cómo diferenciar entre uno y otro.

Antes de iniciar, les recordamos que nos pueden seguir en nuestras redes sociales, en FacebookPinterest, Twitter e Instagram.

¡Comenzamos!

¿Qué significa el maullido de los gatos?

Los gatos tienen un sistema de comunicación complejo y que no se limita sólo a los maullidos. Estas criaturas utilizan diferentes sonidos para transmitir sentimientos y necesidades. Además, los gatos utilizan movimientos corporales y olores para comunicarse con otros gatos. En pocas palabras, un gato puede decir mucho sin emitir ningún sonido.

El maullido de los felinos es tan sólo uno de tantos recursos para comunicarse. De hecho, te sorprenderá saber que los gatos usan el maullido con más frecuencia para comunicarse con los humanos; mientras que la comunicación con otros gatos e incluso con otros animales depende más de olores y lenguaje corporal.

El maullido tiene diferentes significados, que dependen mucho del estado de ánimo y de las necesidades de tu felino. Pero no te preocupes, aquí en Ciudad Felina te vamos a explicar los principales tipos de maullido que emite un gato, así como sus significados.

gato maullando

Tipos de maullidos

Aunque la cultura popular se ha encargado de hacernos creer que los gatos sólo saben emitir el clásico “miau”; lo cierto es que ellos pueden hacer hasta 100 sonidos vocales (mientras que un perro hace cerca de 10). Hay que mencionar que aunque un gato sea capaz de emitir tal número de sonidos, no quiere decir que los haga todos. La mayoría se limita a unos 10 sonidos de uso cotidiano.

  • Maullido común: Se trata del famoso “Miau” es usado principalmente para llamar la atención de un humano.
  • Llamada de apareamiento: Es parecido al “Waoo” y que tiene la función de llamar al sexo opuesto para aparearse. Sólo lo realizan si no están esterilizados.
  • Grito: Es un “Miau” muy fuerte acompañado de sonidos de advertencia; si un gato grita es muy probable que sigan golpes y arañazos.
  • Ronroneo: Un sonido parecido al “prrr”. Los gatos lo emiten sobre todo cuando se sienten seguros y protegidos; algunos expertos sugieren que el ronroneo es un sonido que “arrulla” al gato como lo hacía en su momento su madre.
  • Aullido: Tiene un sonido similar a “auu” (de ahí el nombre) y tiene como objetivo llamar la atención ante una necesidad muy puntual. Algo así como: “oye, ayúdame a bajar”
  • Cacareo: Es un sonido muy difundido en redes sociales en vídeos graciosos sobre gatos, por ejemplo. Los gatos producen este ruido cuando ven una presa potencial (como a las aves). Lo producen con la garganta y los dientes dando la impresión de estar cacareando.
  • Bufido: Es un sonido particular que representa una advertencia. Los gatos hacen este ruido cuando tienen temor o se sienten amenazados. Es una forma de decir: “hasta ahí, no te acerques más”.
gato ruso azul maullando

¿Qué diferencia hay entre maullar y bufar?

Además del maullido convencional y las diferentes combinaciones de este, los gatos pueden llegar a emitir un sonido conocido como “bufido”. Se trata de un resoplido fuerte que proviene de la garganta de los gatos. Este sonido es inconfundible, pues es utilizado por los gatos en momentos de tensión, enojo e incluso miedo.

Es fácil identificar al bufido y diferenciarlo del maullido simplemente poniendo atención al lenguaje corporal de tu gato y escuchando con atención. Un gato no bufa sólo “porque sí” normalmente este sonido se presenta cuando un gato tiene miedo o cuando está amenazado. Si tu gato lo hace con frecuencia, debes poner especial cuidado en su entorno, pues algo podría estarlo molestando; incluso, podría ser una cuestión de salud, por lo que no descartes hacer una visita al veterinario.

¿Por qué mi gato maúlla por las noches?

Los gatos son criaturas nocturnas. Esto quiere decir que buena parte de su actividad la realizan por las noches y sí, esto incluye a los maullidos. Si tu gato maúlla constantemente por las noches, pueden significar varias cosas:

  • Podría estar en celo: Hembras y machos pueden mostrar su necesidad por salir a la calle durante sus épocas de apareamiento (si no están esterilizados). Aquí aprovechamos para recordarte la importancia de esterilizar a tu gato.
  • Es posible que tenga problemas de salud: Algunos gatos manifiestan sus problemas de salud maullando de noche dando la impresión de estar “penando”. Si este es el caso de tu gato, comprueba qué factores externos podrían incomodarlo.
  • Hambre, arenero sucio, sed o falta de actividad: Es posible que tu gato manifieste su necesidad de comida o bebida e incluso de actividad maullando. Asegúrate de que tu gato tiene todas sus necesidades fisiológicas cubiertas y que su arenero se encuentra limpio; aquí te dejamos un artículo sobre ¿Cómo limpiar correctamente el arenero de tu gato?.

Mi gato maúlla mucho

Algunos gatos maúllan mucho como forma de comunicación o incluso al simple contacto físico con otros gatos o con el humano, (Moncha es así). En estos casos, no hay ningún problema de salud; simplemente es que algunos gatos tienen esa forma de ser y lo hacen simplemente como una forma de comunicación.

Además, hay problemas de salud asociados con maullidos excesivos y que debes descartar si el maullido de tu gato es fuera de lo común. Normalmente, los dueños de gatos prestamos atención a los detalles de nuestras mascotas. Somos capaces de diferenciar entre un maullido “normal” y un maullido extraño.

Si este es el caso, debes tomar muy enserio la llamada de atención de tu gato. Recuerda que los felinos tienen un umbral del dolor muy elevado; por lo tanto, si un gato manifiesta su inconformidad con un maullido, es muy probable que se trate de un problema serio. ¡Presta atención!

¿Por qué mi gato maúlla raro?

Como mencionamos más arriba, los gatos tienen una forma muy peculiar de manifestar sus dolencias; pues la mayoría de ellos no lo hace hasta que el problema ya es importante o la dolencia ya les molesta demasiado. Los maullidos “raros” de los gatos son esos sonidos fuera de lo común que parecieran de otro animal. Si es el caso de tu gato, es importante llevar a tu mascota a revisión para asegurarte de que no hay problemas con tu mascota.

Hay diferentes razones por las que tu gato puede hacer sonidos extraños y no todos están relacionados con problemas de salud. Algunos simplemente son por temas estacionales, por frío, calor; algunos por una necesidad muy específica como: “dame jamón” o “no puedo llegar a ese lugar” y el clásico: “no me puedo bajar, ayuda”.

infografía

Consideraciones Finales

  • Para los dueños gatos, el maullido de su mascota es inconfundible. Si eres un dueño “nuevo” es muy importante que prestes atención a estos detalles, podrían hacer la diferencia.
  • Si tu gato maúlla diferente y estos maullidos vienen acompañados de un lenguaje corporal distinto; es importante que pongas atención y que lo lleves a una revisión médica para descartar problemas de salud que pongan en riesgo a tu gato.
  • Recuerda, el maullido es un método de comunicación pero que no es el único; los gatos usan un lenguaje corporal complejo para comunicarse con otros gatos y con las personas de su “manada”.
  • Es importante comprender que el maullido es una forma de comunicación usada principalmente con humanos y que como tal debe ser tomada en serio; ya sea por una llamada de atención de tu mascota o simplemente por demostrar cariño. Y el cariño de un gato debe ser valorado, pues es difícil de conseguir.

Conclusión

Finalmente, los maullidos de un gato pueden demostrar muchas cosas, desde una muestra de cariño hacia sus dueños; una forma de llamar la atención a los gatos del sexo opuesto e incluso pueden significar una dolencia que está afectando a tu mascota.

Por estas razones es muy importante que no eches en saco roto los maullidos de un gato; esto puede hacer una gran diferencia entre un gato sano y uno con problemas de salud.

Al final del día, nosotros, los dueños de gatos; somos los únicos que conocemos a nuestro compañero/a de vida y que sabemos identificar cuál es la razón del maullido de nuestro felino. Como te decimos, si eres un dueño nuevo o que tienes mucho tiempo sin tener un gato; presta atención tanto a los maullidos como al lenguaje corporal de tu gato. Verás que se trata de un mundo nuevo, así aprenderás a conocer mejor a tu peludo amigo.

Pues bien, hemos llegado al fin de este artículo. No sin antes agradecerles por sus grandes muestras cariño y recordándoles que nos pueden seguir en FacebookTwitter, Pinterest e Instagram.

Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho amor para que tengan contenido de buena calidad disponible en su idioma.

¡Saludos de parte del equipo de Ciudad Felina y de Las Niñas!

Suscríbete a nuestro Boletín

Mantenemos tu información privada y compartimos tus datos únicamente con los proveedores que hacen posible este servicio. Lee nuestra Política de Privacidad

Deja un comentario