Mi gata está embarazada ¿Qué debo hacer_

Mi gata está embarazada ¿Qué debo hacer?

Hoy en Ciudad Felina vamos a hablarles de una situación común en el caso de gatos que les permiten salir y/o que son semi-domésticos. Mi gata está embarazada ¿Qué hago? Uno de los problemas que enfrentamos todos los dueños de gatos, sobre todo los primerizos que aún no esterilizan a su mascota. El tema de los embarazos no deseados. Sí, es un tema que además de a los humanos le pasa a todas las criaturas.

Antes de iniciar les recordamos que ya nos pueden seguir en nuestras redes sociales, en FacebookTwitter e Instagram.  Comparte con tus amigos amantes de los felinos, es gratis y ayudas a que nuestra comunidad crezca.

¡Comenzamos! 

¿No sabes si tu gata está embarazada? Asegurarse es lo primordial.

No se trata de un tema aislado o exclusivo de los gatos callejeros. Existen casos en los que el embarazo se produce incluso entre hermanos de la misma camada que viven en un ambiente controlado; y hasta dentro de una casa donde tienen restringidas las salidas.

Antes de correr en círculos por toda la casa; es de suma importancia cerciorarse de que la situación es tal y como nos la imaginamos.

Recordemos que aún si presenciamos el momento de la monta (o la escuchamos). No hay una completa seguridad para responder la duda ¿mi gata está embarazada? 

Uno de los factores principales para saber si estamos en presencia de un embarazo no deseado; es saber si nuestra mascota se encuentra en edad reproductiva y obviamente si se encuentra o no operada.

Los gatos tienden a ser sexualmente “aptos” entre los 9 y los 12 primeros meses de vida. Cuando tu felino alcanza esa edad, entra a una etapa conocida como “celo” y que se manifiesta principalmente con:

  • Maullidos repetitivos y penetrantes.
  • Tienden a untarse en muebles, paredes y sus dueños.
  • Pueden tender a marcar mediante orina algunos sitios para llamar la atención de parejas potenciales.
  • Tienen necesidad por salir de casa y, en caso de que sean caseros es una etapa en la que debe tenerse cuidado para evitar fugas.
  • En el caso de las hembras pueden apreciarse secreciones transparentes o blanquecinas en la zona vaginal.
  • En el caso de los machos es posible apreciar un aumento en la intensidad del olor que despide la orina diaria.

Sospecho que mi gata está embarazada

Mi gata está embarazada

Independientemente del escenario que tengamos, ya sea que conozcamos desde bebé a nuestra mascota, que desconozcamos sus orígenes.

Que se trate de un gato adulto rescatado; un gato callejero que hace visitas esporádicas o que jamás se le haya llevado a una revisión médica.

Será esencial que llevemos a nuestra mascota a una revisión médica con el veterinario para que determine si la gata está embarazada.  Existen diversas formas de conocer el estado de la hembra dependiendo de la etapa del embarazo en la que se encuentre. 

Estos van desde exámenes sanguíneos hasta una exploración con ultrasonido si es que ya han pasado algunas semanas desde el momento de la monta.

Ya la llevé al veterinario y sí, mi gata está embarazada.

¡Felicidades! ¿O, no? Un embarazo para muchas personas se trata de una bendición (sí como el meme) e incluso supone una oportunidad para ver realizados sueños frustrados. Como el de nunca haber podido criar un gato desde bebé.

A pesar de esto, se puede convertir en una odisea e incluso pesadilla, toda la aventura que supone traer una camada de felinos al mundo. A partir de este momento y en lo sucesivo, tu preciada gatita ya no va a ser la misma. Para empezar porque tu gata está embarazada, pero además porque tendrá cambios importantes en su comportamiento.

Cambios en hábitos alimenticios, rutinas diarias y hasta horarios de sueño; y es que es lógico, ¡Tu gata está embarazada! 

Primeros pasos para una gata embarazada.

Para lidiar con la situación que tienes entre manos te vamos a sugerir algunas recomendaciones que nos han funcionado para cuidar de nuestra orgullosa, madre

  • El espacio es primordial: Si eres un dueño de gato sabrás de sobra que los gatos son animales que si bien son sociables; disfrutan y aprecian mucho de su espacio. Pues bien, durante un embarazo no es la excepción, pues la necesidad de privacidad se vuelve crítica. De no brindar el espacio necesario para tu mascota; puede tornarse agresiva, renuente a convivir y sobre todo aislada del resto de los miembros de la familia. No te asustes. Es normal que busque un lugar tranquilo y sólo baje en los momentos que lo desee para ir al baño, comer y beber. Posiblemente no desee jugar y duerma más de lo acostumbrado. ES NORMAL.
  • La limpieza del arenero, crucial: Las infecciones en vías urinarias son el pan nuestro en gatos mayores a siete años; pues se trata de las enfermedades más comunes en felinos. Si la gata está embarazada, los gatos tienden a acudir más al arenero (de la misma forma que las mujeres en este periodo). Es por esto y para evitar complicaciones durante el embarazo; que se mantenga un régimen de limpieza adecuado en el arenero, así nos evitamos sorpresas indeseables como una infección.
  • Revisiones periódicas: Las visitas al veterinario y su frecuencia serán determinadas por él o ella; pero es muy importante cumplir con estas para asegurar el éxito del embarazo. De igual forma que en los humanos, los gatos pueden venir con algún tipo de malformación; mal colocados e incluso se pueden correr riesgos para la madre que se pueden prevenir al cumplir con sus citas al doctor.
  • Cuidado con el macho: Los gatos son animales territoriales y que pueden ser impredecibles en las condiciones de un embarazo; en el caso de los machos de felinos, tanto en la naturaleza como en el cautiverio. Se pueden presentar casos de ataques a la hembra por ver en riesgo su estatus como líder de la manada. No se le debe restringir el acceso a la hembra de inmediato pero es importante prestar atención a la interacción que tengan ambos. Es posible incluso, que la agresiva sea la hembra, que ninguno tome particular interés o que ambos se encuentren encariñados con la situación. En cualquier caso es fundamental observarlos.
  • La alimentación durante la gestación: Igual que en las mujeres, las gatas tienden a presentar conductas raras o aumentar su ingesta de alimento; pues requieren alimentarse a sí mismas y a las crías. Si tu gata está embarazada es importante brindar a nuestra mascota alimento de una buena calidad para que no vea disminuida su salud. Así como proveer de suficientes depósitos de agua cerca del lugar que eligió durante el tiempo de gestación. Pues llegará el momento en el que sea más difícil moverse y tendremos que estar listos.

El momento esperado llegó. El parto de tu gata.

Si hemos sido abuelos responsables y no han existido inconvenientes durante el proceso; habremos llevado a buen puerto el barco y sí, nuestra pequeña tendrá a sus bebés.

Para asegurar el éxito de esta situación única es necesario que tengas presente lo siguiente:

  • Es un embarazo, no está enferma: Nuestra mascota a veces es más que nuestra hija y tendemos a ser sobre protegerle. Ten calma, pues ellos son sensibles a las emociones de nosotros sus compañeros de vida y si tu entras en crisis no ayudas en nada. Cuando una gata está embarazada, la templanza será fundamental para que tu criatura esté en paz durante este proceso. Si no te crees capaz de aguantar la situación será mejor que pidas ayuda a otros o al veterinario y tomes distancia . En verdad que aquí se cumple aquel adagio que dice: “más ayuda el que no estorba”.
  • Ten a la mano los números de emergencia: El número de un familiar de confianza; el número de un servicio de taxis (conviene más que conducir). El número del veterinario y el número de un médico para humanos en caso necesario. En verdad no exageramos, pues conocemos casos de personas que llegan a sufrir tanto con sus mascotas que requieren atención médica; y es mejor estar preparados.
  • La preparación es la clave: Es importante que al acercarse la fecha, tengamos lo mínimo para los cuidados posteriores de madre y crías. Que destinemos el sitio donde estarán, frazadas suficientes, pañales protectores para el suelo, toallas, material de curación, alimento; así como fórmula para gatos recién nacidos (en caso de que la hembra los rechace), etc.

¿Qué hago durante el parto?

Pocos momentos son tan estresantes para un dueño de gatos como el momento de ver partir a nuestra mascota para entrar a cirugía; y tener que aguardar en esa fría sala de espera. 

No queda otra opción y poco se puede decir en esta situación, pero es muy importante que tengas presente lo siguiente:

  • Confía en el veterinario y su equipo de trabajo: Es crucial que dejemos trabajar a las personas. Sobre todo si se trata de un profesional de la salud. Recuerda que esta gente ha dedicado su vida a su profesión y que saben lo que hacen. Además, si hiciste tu tarea adecuadamente e investigaste la mejor opción que tu bolsillo permitía pagar. Entonces no debes preocuparte, tu gatita está en buenas manos.
  • Entiende los riesgos: Una cirugía, ya sea en personas o en animales, tiene sus riesgos. Al final nada puede garantizar que no existan complicaciones durante el parto, tanto para las crías como para la madre. Debes trabajar mentalmente en comprender y aceptar que estas cosas ocurren para que seas fuerte en el caso de que suceda; es frío y crudo, lo sabemos; pero si no te lo decimos nosotros, nadie lo hará: a veces, las tragedias pasan.
  • Cuida de ti: Es bien complicado poner atención a estos detalles, pero también es importante ponerles atención. Debes alimentarte, hidratarte y contar con algún entretenimiento durante el tiempo de espera. Conviene que incluyas bocadillos y agua dentro de la mochila que debes preparar con anticipación. Piensa que ellos sienten y te necesitarán fuerte tanto física como mentalmente, aquí el súper-héroe o heroína, eres tú.

Cuidados post-parto.

Mi gata está embarazada

Independientemente de las decisiones que vayas a tomar más adelante sobre el futuro de las crías y su madre. Es muy importante que hagas caso a las recomendaciones médicas que te de el veterinario; pues de ello dependerá que todos los que ahora dependen de ti, vivan.

Este periodo es crítico en el futuro de las crías; pues dependen en su totalidad de la madre y ella de ti, por lo tanto no los descuides.

  • Más cuidado con mamá y papá: Vigila el comportamiento de ambos; los gatos pueden ser impredecibles en estas circunstancias y se dan casos en los que la madre desconoce a las crías y las rechaza. Pueden haber ataques tanto de la hembra como del macho y debemos ser muy cuidadosos respecto de este punto. Conviene estar prevenidos con fórmula para gatitos en caso de que esto ocurra y debamos alimentar con gotero (como el caso de Chispita). Nota: EVITA darles leche a las crías, ellos necesitan una fórmula láctea especial para cubrir sus necesidades alimenticias; las puedes encontrar en las veterinarias, en algunas marcas comerciales o hasta prepararla; cualquiera que sea la opción que elijas, jamás les des leche de consumo humano.
  • Las curaciones: Tu gata acaba de pasar por una cirugía y requerirá que le atiendas las heridas; evita en la medida de lo posible que se lama las mismas, pues esto puede provocar infecciones. Para ello nada como fabricarle una camiseta protectora y tener especial cuidado con la aplicación periódica del antiséptico que te recomiende su doctor.
  • Vigila el crecimiento de las crías: Como en el caso de todas las criaturas, el éxito dependerá de qué tan comprometidos y cuidadosos seamos. Es por esto que ante cualquier síntoma extraño que notemos en las crías contemos con el número del veterinario y podamos responder de inmediato.

El paso final (las decisiones importantes).

Si seguiste al pie de la letra las recomendaciones médicas y los consejos que te dimos, seguramente eres el orgulloso abuelo de una camada saludable. Tienes una madre sana y sobre todo acabas de aprender al menos un par de valiosas lecciones ¿Verdad? Pues he aquí el punto elemental de nuestra publicación y el motivo de todas las letras que acabamos de redactar 

¿Qué hacer ahora? ¿Debo esterilizar a mi gato?

  • Decide qué harás con las crías: Sabemos que tener un gato cuesta dinero (y una buena cantidad a veces) pero ¿tener 5, 6 9? Supone una tarea compleja que no cualquiera puede, quiere o está preparado/a para asumir. Es por esto que debes contar con opciones para el futuro de estas criaturas que te recordamos, no pidieron venir; así que una vez más seamos fríos y sinceros, son nuestra responsabilidad. Tenemos varias opciones pero principalmente son tres. Dar en adopción a un centro de gatos en situación de calle, dar en adopción a conocidos/amigos/familiares, quedarnos con ellos y venderlos. En esto último no entraremos en el debate de si es o no ético vender a un ser vivo; pero que sepas, que es una de las opciones que existen.
  • La responsabilidad ante todo: Independientemente de lo que hayas decidido hacer con las crías; es fundamental que te hagas cargo de ellas por un tiempo, sobre todo hasta que se cumplan las siguientes condiciones. Que se encuentren destetados, que estén vacunados y cuenten con una cartilla para que el nuevo dueño sepa en qué condiciones se encuentra su mascota.
  • El factor de la esterilización: Sí, uno de los puntos clave de toda la situación es sin duda la decisión de esterilizar a nuestras mascotas. A partir de aquí estamos en presencia de una cuestión personal y que tendrá que ver con las condiciones de cada dueño. Pero debemos ser claros con esto y decirles que recomendamos ampliamente esterilizar a nuestra gata para evitarle complicaciones que afecten a su salud. Por último, también recomendamos entregar a las crías esterilizadas de ser posible para cercioramos de no generar sobrepoblación.

Consideraciones Finales.

Al final, tener una mascota es una responsabilidad que dura toda una vida (al menos la vida de ellos). Ser responsables con la salud de nuestros compañeros de vida es lo mejor que podemos hacer por ellos; pues no se trata de objetos o de fábricas para hacer dinero.

Son seres vivos que requieren no sólo de nuestro amor, sino de nuestro compromiso, dedicación y responsabilidad, así que toma en consideración nuestras recomendaciones.

Pues bien, hemos llegado al fin de este artículo; no sin antes agradecerles por sus grandes muestras cariño y recordándoles que nos pueden seguir en FacebookTwitter e Instagram. Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho cariño para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma. 

No olviden compartir el artículo con sus conocidos amantes de los gatos, nos ayudan mucho y por supuesto tengan presente que ante cualquier duda estamos aquí para ayudarles, puedes dejar abajo tus comentarios.

¡Saludos de parte del equipo de Ciudad Felina y de Las Niñas!

Suscríbete a nuestro Boletín

Mantenemos tu información privada y compartimos tus datos únicamente con los proveedores que hacen posible este servicio. Lee nuestra Política de Privacidad

Deja un comentario