Cortar las garras a un gato ¿Debo hacerlo_ ¿Les duele_

Cortar las garras a un gato ¿Debo hacerlo? ¿Les duele?

Cuando hablamos sobre gatos, muchas personas tendemos a apasionarnos tanto por el tema que llegamos a discutir con nuestros conocidos. Sobre todo en temas polémicos como este, hoy en Ciudad Felina hablaremos sobre si cortar las garras a un gato es correcto o no.

Hoy en día existen numerosos tipos de dueños de gatos. Los hay desde dueños por moda hasta personas con gatos de toda la vida (como es nuestro caso). Además tenemos los casos de los felinos privilegiados que tienen por dueño a un veterinario, qué mejor bendición que esa.

Antes de iniciar les recordamos que ya nos pueden seguir en nuestras redes sociales, en FacebookTwitter e Instagram. Comparte con tus amigos amantes de los felinos, es gratis y ayudas a que nuestra comunidad crezca.

¡Comenzamos!

Cortar las garras a un gato es una decisión de cada dueño.

Sin embargo, cada dueño y en general cada persona tiene sus preferencias cuando se trata del cuidado de sus mascotas; como es el caso de los gatos y sus garras.

Para tocar este tema es necesario que no pensemos en los gatos como nuestras mascotas, compañeros, amigos, hijos, etc. Por un momento (aunque cuesta trabajo, lo sabemos) sino que los veamos como lo que a final de cuentas son, animales.

Los gatos al igual que todos los felinos tienen garras afiladas en forma de guadaña o de hoz; los felinos hacen uso de estas garras como una herramienta de caza y esto les facilita la obtención de su alimento.

Pensemos en un felino salvaje como una leona. Las leonas llevan a cabo sus rondas de cacería usualmente en grupos y al asecho de sus presas en las malezas elevadas de las sabanas.

Una vez seleccionada a la presa; las leonas corren a elevadas velocidades para alcanzar y afianzarse a ella, he ahí el uso de las famosas garras felinas y su forma. Pues al ingresar en la gruesa piel del animal cazado; deben permanecer dentro para que posteriormente sus afilados colmillos ingresen y puedan dar fin a la vida del animal en cuestión. Posteriormente la presa es literalmente desgarrada para facilitar la alimentación de estos seres. 

¿Ya ves para dónde va la cosa, verdad?

Bueno, sí Leones, tigres, pumas pero ¿y mi gato bebé?

Este no es el único caso en la naturaleza; pues todos los felinos que se ven en la necesidad de cazar llevan miles de años realizando dicha operación. Y lo seguirán haciendo miles de años después de que nosotros ya no estemos en el mundo.

Y sí; esto incluye a tu michi de dos meses que a penas y sabe subirse al rascador de 300 dólares que con tanta ilusión le compraste.

Sí, él también es una máquina depredadora altamente equipada con las mejores herramientas que la naturaleza le pudo dotar a un ser vivo. ¿Entiendes ahora la fascinación por estas criaturas?  Llegados a este punto quizá piensas “Hey, pero mi gato es una criatura floja que no caza ni para salvar su vida”. Y probablemente tengas razón. Pues hemos acostumbrado a nuestros gatos como mascotas de compañía. 

Al hacer esto, no ven la necesidad de poner en práctica o hacer uso de esas magníficas armas que la naturaleza les proporcionó. Porque piénsalo, si a ti te alimentaran; te dieran cuidados médicos, casa, cama, entretenimiento y caricias, ¿tendrías siquiera la necesidad de preocuparte por ir a trabajar? No lo creo. 

El hecho de cortar las garras a un gato debe ser una decisión consciente pero sobre todo informada.

A pesar de esto, existen sus enormes excepciones, pues los gatos no pierden sus instintos de caza así como así. Mucho menos si estos gatos son mitad domésticos y mitad callejeros como es el caso de algunos gatos; y de algunos dueños que nos hacen favor de leer. Y ahí llegamos a la pregunta central:

¿Entonces, debo cortar las garras a un gato?

La respuesta es (como en muchos casos) un DEPENDE. Pero antes de que te alarmes, te explicaremos ese depende para que seas tú quien tome la decisión más adecuada en tu caso particular. Pero eso sí, en cualquier caso que decidas es muy importante que sepas que las garras jamás se cortan de tajo.

En todo caso; deben ser recortadas hasta el borde de su zona de crecimiento (que es esa parte rosa que tienen al inicio de su garra).  Como en el caso de nosotros, ¿no te vas a cortar el dedo al cortarte las uñas verdad?

¿Por qué hay personas que desean recortarle las garras a los gatos?

Gato rascando

Los gatos tienen instintos y tendencias que no han perdido en miles de años de evolución y uno de esos deseos incontrolables; es el de rascar en las superficies que les parecen atractivas. 

Sobre todo en la tela, madera, muebles y cuerdas, pues en la naturaleza lo suelen hacer en los troncos o bases de los árboles.

Lo cierto es que esto puede resultar en un problema para las pertenencias del dueño de gatos que no desea que su mueble sufra.  En cualquier caso esto se resume a dos cuestiones, la primera es la educación que le brindes a tu gato

Así como tu habilidad para controlar a tu mascota; y en el tipo de material que tengas en tus muebles o pertenencias pues hay materiales que les resultan irresistibles. En estos casos, es casi seguro que pensemos en cortar las garras a un gato. Otra razón para cortar sus garras es porque lastiman, arañan o se pelean con otros gatos o hasta con sus dueños.

Este es un tema más de conducta animal que de condiciones biológicas de tu mascota, pues un gato con una salud mental óptima; y sin amenazas en su día con día no tendría la necesidad de rasguñar, pues eso lo hace como medio de defensa. Si tu gato presenta esas conductas; es mejor que detectes el motivo que las detona antes que recurrir a retirar algo del cuerpo de tu mascota.

¿Cuál es el uso de las garras en un gato doméstico?

Las garras en los gatos domésticos no sólo cumplen la función de la cacería; sino que les sirven para escalar en zonas específicas de la casa.  Sirven ara defenderse de amenazas como otros gatos o animales en general, aportan a su bienestar emocional.

Pues al no tener garras se ven expuestos y hasta vulnerables ante ataques hipotéticos o amenazas que puedan sentir en su entorno; y cubren su necesidad de rascar (en su rascador preferentemente).  Que es un instinto natural de todos los felinos.

¿Puedo hacer algo sin tener que recortarle las garras?

Por supuesto, los rascadores para gato son una magnifica opción para mantener el crecimiento de las garras de tus felinos en buenas condiciones.  Ellos disfrutan mucho de tener un lugar dónde rascar, además de que tus muebles y otras pertenencias se verán beneficiados en todo momento.

Además, si tu gato está rascando en lugares que no debe siempre puedes apoyarte con un poco de catnip que se vende en diferentes presentaciones; aunque el más práctico es el de aerosol.

¿Tengo alternativas?

gato pequeño rascando

Existen alternativas para los dueños que no desean recortar las garras de sus gatos y que son principalmente de entrenamiento; o para prevenir ataques entre gatos que no se llevan bien. Pero al final del día son soluciones más comerciales que otra cosa.

Como es el caso de los protectores de plástico para las garras de los gatos que puedes encontrar en las tiendas especializadas de mascotas; pero que cualquier veterinario te dirá que terminarán por quitárselos y hasta corres el riesgo que que los ingieran por ocio, ansiedad o error. 

Finalmente, los felinos ya sea en la naturaleza o en su forma doméstica pierden de manera natural las garras que ya no requieren; ya sea por desgaste, por crecimiento normal, por los rascadores o simplemente porque ya no les pueden dar uso.

Nosotros mismos como dueños de cinco gatos hemos presenciado cómo se recortan las garras ellas mismas con el hocico. ¡Sí, como tú que te muerdes las uñas!

Quiero cortar las garras de mi gato de cualquier forma.

Bien, si llegaste a esa decisión de manera consciente de sus implicaciones debes recordar que es importante que tu gato sin amenazas de ningún tipo. Al final del día la decisión sobre cortar las garras a un gato es de su dueño.

Si tu gato es casero al cien por ciento; no sale para nada ni está en contacto con factores de amenaza como otros animales o personas que le puedan hacer daño; puedes considerar recortar sus uñas para una mejor comodidad. Recuerda que la técnica correcta es siempre antes de la línea de crecimiento color rosa. Además, que existen aditamentos para recortar e incluso para únicamente achatar las puntas.

Consideraciones finales.

Pero debes tomar siempre en consideración que se trata sí de tu mascota; pero también de un animal y uno que nació para ser un cazador.

Bueno, pues hemos llegado al fin de este artículo; no sin antes agradecerlespor sus grandes muestras cariño y recordándoles que nos pueden seguir en FacebookTwitter e Instagram

Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho cariño para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma.

No olviden compartir el artículo con sus conocidos amantes de los gatos, pues nos ayudan mucho.

¡Saludos de parte del equipo de Ciudad Felina y de Las Niñas!

Suscríbete a nuestro Boletín

Mantenemos tu información privada y compartimos tus datos únicamente con los proveedores que hacen posible este servicio. Lee nuestra Política de Privacidad

Deja un comentario